Solo los ricos sobrevivirán al Coronavirus

Antes que nada, aclaramos que no pensamos que el COVID-19 sea el fin del mundo. El título alarmista es solo parte del tono de esta página.

Ahora bien, resulta que las personas más adineradas del planeta se están preparando de las maneras más extremas e incluso estrafalarias ante el aumento de contagios del Coronavirus.

La siempre peculiar Gwyneth Paltrow, por ejemplo, hizo su usual despliegue de egocentrismo en sus redes luciendo un tapaboca de la marca Airinum que cuesta alrededor de 99 dólares.

Otra marca de lujo que está haciendo su agosto es Byredo, que ha agotado sus existencias de un gel antibacterial de 35 dólares que eligen los más adinerados. Porque usar un gel de solo 3 dólares, que es lo que suelen costar estos productos, de seguro no le hará ni cosquillas al COVID.

Los adinerados que planeaban sus vacaciones en Italia, ¿tuvieron que cancelarlas? ¡Para nada! Solo los pobres se quedan sin vacaciones. Ellos navegarán en sus yates a una distancia prudencial de la costa, donde el lumpen está a merced de la muerte con corona.

Por su parte, algunos tecnócratas de Silicon Valley se regocijan ante la idea de poder estrenar los lujosos búnkers que construyeron en silos de misiles abandonados.

Hace un par de semanas hablábamos del Problema de la Desigualdad en Preguntas Incómodas. Y planteábamos un futuro en el que los ricos gozarían de todas las comodidades mientras los demás nos mataríamos unos a otros, como bestias enloquecidas, intentando sobrevivir.

Este ensayo de escenario apocalíptico se parece mucho a lo que contábamos en aquella oportunidad.