Bill Gates: el nuevo objetivo de los corona conspiranoicos

Bill Gates Bill Gates y su mirada peligrosa. ¿Qué estará tramando?

Bill Gates es ahora el nuevo objetivo de los conspiranoicos antivacunas y de la extrema derecha. El fundador de Microsoft y presidente de la Fundación Bill y Melinda Gates es, según estos grupos, el verdadero culpable del coronavirus.

La evidencia en la que se basan es bastante floja, obviamente. Según algunos teóricos de conspiración, Gates creó el virus para lucrarse luego vendiendo la vacuna. Y es que en 2015, ya él hablaba de una posible pandemia que podría azotar al mundo y… ¡Oh sorpresa!, cinco años después tenemos una. ¿Casualidad?

Luego está el interés, aparentemente desmedido, de Gates por encontrar una vacuna a un virus potencialmente mortal que está llevándose por delante a mucha gente y a la economía mundial. El buen Bill afirmó hace poco que su fundación financiaría el desarrollo de las siete posibles vacunas con mayor potencial. En el mundo retorcido de los conspiranoicos, es obvio que solo quiere ganar dinero. Tiene más de 100 mil millones de dólares en el banco, pero necesita más. Por eso decidió llevar a cabo un complicado plan a escala global (que habrá costado lo suyo) para enfermar a la gente, gastar millones en la cura y luego obtener el retorno de inversión. ¡Brillante, Bill!

No sé si algún conspiranoico habrá sacado las cuentas (seguro que no) pero es que además Gates donará 250 millones de dólares a la OMS para combatir la pandemia. O sea, el plan no parece ser muy rentable hasta ahora.

Por cierto, Donald Trump, estratega brillante en la lucha contra la pandemia retiró el apoyo económico de EE.UU de 900 millones de dólares a la OMS. En la peculiar mente de la extrema derecha, dar dinero para combatir el coronavirus es malo. Retirarlo, bueno.

Además, Gates lleva años gastando miles de millones de dólares combatiendo enfermedades como la malaria, la tuberculosis y el sida en países de esos en los que la gente es pobre pero no idiota y saben que una vacuna es la diferencia entre la vida y la muerte.

Todo era parte de su plan. Gastar muchísimo dinero sin ninguna razón aparente para parecer un buen tipo. Así nadie sospecharía de él, ¡y zas! Aquí está el coronavirus.

Preguntas Incómodas y sarcasticismo.com son posibles gracias a nuestros seguidores. A lo largo de estos años, muchos han apoyado económicamente nuestro proyecto para fomentar el escepticismo, el pensamiento crítico y el humor. Si te lo puedes permitir, ¡apóyanos en Patreon!