¿Quién es la hermana de Kim Jong-un?

Kim J Todos la han visto con cara de villana, pero para sentirnos más tranquilos, usamos una foto en la que sonríe.

“¡Que Kim está muerto!” “¡Que no lo está, que está en coma!” Que sí, que sí se murió”. “Que los negros del ataúd fueron vistos por Corea”. El enigma sobre el dictador de Corea del Norte ha sido la única noticia capaz de quitarle terreno al omnipresente coronavirus.

Ahora muchos centran su atención en su hermana, Kim Yo-jong, quien, de acuerdo con el Supremo Consejo Tuiteril pasará a convertirse en su sucesora de confirmarse los rumores.

Según informes, la hermana de Kim es una joven de unos 32 años, que se habría formado en Suiza al igual que su hermano, que está muy preparada y que actualmente se encarga de las labores propagandísticas del gobierno de Kim. Algo así como una Goebbels… pero mujer… y comunista. Aunque no sabemos si su trabajo merece tanto reconocimiento después de esto:

Kim Jong-un poniendo a parir a un caballo

Pero el panorama no es tan claro. A pesar de que la hermana de Kim Jong-un cuenta (o contaba) con plena confianza del líder, la tradición del país demanda que alguien de la familia Kim sea el sucesor y que sea preferiblemente hombre.

No se sabe a ciencia cierta si Kim Jong-un ha dejado hijos varones. Se sospecha que sí, pero en este caso la tía Yo-jong tendría que cuidar la silla unos años hasta que mini (¿Kim?, ¿Jong? ¿Un? Esto de los nombres coreanos es muy enredado) tenga edad para lanzar misiles por su cuenta.

Otra posibilidad es que Corea del Norte entre en una violenta guerra civil y que el poder se lo disputen distintos generales. En ese caso, Corea del Sur podrá respirar tranquila porque los cohetes nucleares no estarán dirigidos hacia ella.

¡Oh, esperen! ¡En realidad sí! ¡La Península de Corea mide solo 220.847 Km cuadrados y cualquier conflicto de esa escala pondrá la región patas arriba!

No te pierdas nuestro análisis sobre la situación de Kim Jong-un y Corea del Norte

Preguntas Incómodas y sarcasticismo.com son posibles gracias a nuestros seguidores. A lo largo de estos años, muchos han apoyado económicamente nuestro proyecto para fomentar el escepticismo, el pensamiento crítico y el humor. Si te lo puedes permitir, ¡apóyanos en Patreon!