Hay varias preguntas que surgen cuando uno ve el video. La primera, si el coronavirus no es voluntad de Dios, sino del Diablo, ¿quiere decir que el Diablo puede hacer cosas que Dios no aprueba?